febrero 25, 2024
Foto: Referencia

Un lamentable caso tiene conmocionados a todos los habitantes del municipio de Mosquera, Cundinamarca, luego de que una niña de seis años, identificada como Michelle Manuela Hernández Bermúdez, muriera tras haber consumido su refrigerio escolar en un colegio ubicado en el barrio Porvenir de Río. 

Los hechos ocurrieron sobre las 12 del día del pasado miércoles. Aunque los docentes llamaron a la madre de la menor, según la denuncia, no habrían activado los protocolos correspondientes para atender a la menor y salvar su vida.

La menor habría muerto por asfixia tras consumir, al parecer, una carne que no estaba en condiciones para ser ingerida, lo que le produjo un atragantamiento. “La institución educativa intentó llevar a cabo una manipulación del deceso haciendo pasar por el fallecimiento en el traslado de la menor antes de llegar al centro médico María Auxiliadora, en la cual llegó sin vida”, dice la denuncia.

La Secretaría de Salud del municipio de Mosquera informó a través de un comunicado que la muerte de la niña de 6 años se dio por una obstrucción en la vía aérea por alimento.

“Desde la administración municipal estamos atentos al acompañamiento de su familia y a la correspondiente indagación, que permita llegar a la causa final de este lamentable deceso. Nos unimos y extendemos nuestras más sinceras condolencias y oraciones a sus familiares y compañeros de todo corazón. Agradecemos la atención prestada ante esta situación”, indicó la Alcaldía de Mosquera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Twitter
Tiktok