febrero 29, 2024

Según el relato de la madre, el niño fue hospitalizado cuando estaba en un colegio de Bogotá, la llamaron a decirle que estaba estable, pero murió a los diez minutos.

El menor de edad se llamaba Lian José de la Rosa y, dice la mamá, lo dejó el jueves 28 de septiembre en el colegio Liceo Nuevo de la localidad de Engativá, occidente de la ciudad.

Según detalló su madre, después de dejarlo en la institución educativa la llamaron para informarle que su hijo estaba hospitalizado en un centro médico de la misma localidad, por lo que fue de inmediato a ver qué pasaba con el menor.

“A las 7:40 me dicen a mí que mi hijo está estable, que ya lo llevaron a reanimar, que todo estaba bien. Entonces me dijeron que él estaba grave, pero que me tenían que trasladar a otra clínica”, inició explicando la mujer.

Sin embargo, todo cambió en poco tiempo. La mujer salió “corriendo” para ver a su hijo y, dice ella, llegó a los diez minutos de la llamada, pero ya era tarde; su hijo ya había fallecido repentinamente.

“Yo dije: me voy a cambiar. Me fui a cambiar corriendo. El profesor del colegio del niño me hizo el favor y me llevó, y cuando yo llegue a los diez minutos me dijeron que no, que mi hijo ya había fallecido”, agregó.

Hasta las 10:00 de la noche del jueves nadie le ha dado una explicación del porqué de la muerte del menor de tan solo siete años. La madre está a la espera de una respuesta por parte de las autoridades de la Secretaría de Salud y de la Fiscalía para que determinen por qué falleció su hijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Twitter
Tiktok