abril 22, 2024
Foto: El Colombiano

El material de prueba aportado por la Fiscalía General de la Nación fue determinante para queuna juez especializada de Bogotá responsabilizara a Carolina Galván Cuesta y a Nilson Bladimir Díaz Valenzuela por la desaparición de una menor de 23 meses de nacida.

Un fiscal del Grupo Nacional de Género demostró que el 15 de enero de 2021 Galván Cuesta recogió a su hija en una vivienda del barrio Roma en localidad Kennedy (Bogotá).

En este lugar residía una hermana de la ahora condenada, quien estaba a cargo del entorno de cuidado y protección de la niña desde septiembre de 2020.

El día en que la menor desapareció Carolina Galván le aseguró a su hermana que volvería con su hija, pero nunca llegó. Labores de policía judicial evidenciaron que la sentenciada se trasladó junto con la niña a la residencia donde convivía con Díaz Valenzuela.

Durante la investigación la pareja entregó información contradictoria a sus familiares acerca de lo que había ocurrido desde que la menor salió con su progenitora. A la fecha no se conoce el paradero de la pequeña.

Carolina Galván Cuesta y Nilson Bladimir Díaz Valenzuela fueron condenados a la pena de 42 años y seis meses de prisión y la multa de 3.874,995 salarios mínimos legales mensuales vigentes por ser responsables del delito de desaparición forzada agravado.

Por estos hechos la Fiscalía condenó a la pareja el delito de desaparición forzada agravado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Twitter
Tiktok